CalidadInstPor Pablo Arosemena Marriott
Presidente Cámara de Comercio de Guayaquil

Uno de los grandes desafíos del Ecuador es crear un marco institucional favorable para las inversiones. Pues si bien en los últimos años la inversión extranjera directa (IED) ha sido menor al 1% de Producto Interno Bruto (PIB), no es un problema reciente, sino por lo menos de hace 40 años. Es necesario entonces que el país se ponga al ritmo de la región, donde la IED en relación con el PIB de otros países es en promedio 4 veces superior.

El presente artículo desarrolla la noción que la inversión, el crecimiento económico sostenido y el desarrollo de un país deviene de la fortaleza de sus leyes. Lo que legal y filosóficamente se conoce como un Estado de Derecho, o el Imperio de la Ley (Rule of Law).

En el último reporte del Índice de Competitividad Global 2017-2018 del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), Ecuador se sitúa en el puesto 128 de 137 economías en lo concerniente a la calidad de sus instituciones. Curiosamente, los países con mayor bienestar social y mejor situación económica poseen los puntajes más altos en calidad institucional. El coeficiente de correlación entre ellos es cercano al 41%. Es decir, el nivel de vida de los ciudadanos está muy ligada a la calidad institucional del país.

La calidad institucional es un concepto muy amplio, y muchas veces confuso, que se refiere a aspectos como el respeto a las leyes, la independencia del sistema judicial, la estabilidad normativa, el ecosistema del Estado de Derecho, la libre competencia, el respeto a la propiedad, el balance de poderes, entre otros.

Corolario de esta afirmación, es que más que por la explotación de sus recursos naturales, las potencias y países desarrollados lograron su posición por el respeto a la propiedad privada y la seguridad jurídica que genera un clima propicio de inversión. Francia, España, Estados Unidos, Inglaterra, Holanda, y muchos más que hicieron la tarea en los siglos 19 y 20, son ejemplos de esto.

Un ejemplo más cercano a nuestra región es Perú que, durante la década del 2007 al 2017, ha consolidado su transparencia de Gobierno y fortalecido los derechos de propiedad. En la actualidad recibe 5,6 veces más IED que Ecuador. Aquí el subcomponente que más se destaca es la confianza en la policía y derechos de propiedad.

El Gráfico 1 muestra de forma más amplia, varios subcomponentes del pilar de calidad situacional. En él se evidencia el rezago de Ecuador, el liderazgo de Chile en la región, así como los 10 países mejor puntuados en el ranking 2017-2018.

save1

Esta relación también ha sido estudiada de forma académica. Buchanan et al. (2012) establecen que incrementos de una desviación estándar en calidad institucional podrían incrementar la IED por un factor de 1,69. Un potencial enorme que Ecuador está descuidando. Asimismo, Borenszteina et at. (1998) indican que la IED tiene un impacto mayor en generación de crecimiento económico que la inversión doméstica. Estos estudios destacan la necesidad de crear un entorno jurídico y económico que atraiga inversión.

 

Desafíos para el 2018

La facilidad de acceso a la información en la actualidad permite que haya gran cantidad de recursos y estudios disponibles. El Banco Mundial, el Foro Económico Mundial y muchos organismos internacionales analizan las economías como parte de sus actividades diarias. Publicaciones que son “hojas de ruta” sobre qué aspectos se pueden y deben mejorar.

Para el caso de Ecuador, la necesidad es apremiante. Durante el quinquenio terminado en 1980, la inversión promedio de países de América Latina fue 0,6% del PIB. Apenas 0,2% menos de lo que tiene Ecuador en la actualidad (2016). Además, mientras Ecuador logró incrementar tibiamente su ratio de IED-PIB en 3,1 veces, el promedio regional se incrementó 5,3 veces, y los países vecinos, Chile, Colombia y Perú, lo hicieron por más de 10 veces.

save2

Lejos de reglas discrecionales que benefician a un sector o a empresas de cierto tipo y tamaño, la atracción de inversión requiere reglas transversales que generen un clima de negocios favorable.

Aspectos importantes en los que Ecuador debe empezar a trabajar son derechos de propiedad privada, protección de propiedad intelectual, la lucha contra la corrupción y coimas, la independencia judicial, , la carga tributaria, los servicios policiales, la protección de derechos de accionistas, entre otros.. Ecuador necesita un cambio que le permita recuperar el tiempo perdido y convertir al país en un referente en calidad institucional.